Entre las cenizas

cenizas

Ya se había acostado todo el mundo. Los dormitorios fueron ocupados primero por los más pequeños de la casa, no sin alguna protesta por su parte y, poco a poco, los adultos fueron desapareciendo del comedor y ocupando su sitio en cada lecho.

En la calle silbaba el viento entre los árboles y comenzaba a caer agua nieve. Los perros se habían cobijado entre el primer bálago del almiar y la paja derramada. Apretujados unos contra otros se proporcionaban el calor necesario para pasar la noche a la intemperie.

Cuando las luces fueron apagadas y todo el mundo dormía, alguien repitió la acción que llevaba efectuando desde que comenzó el invierno: se acercó sigilosamente al hogar de la chimenea y se enterró entre las cenizas del antiguo fuego, que ya no quemaban, pero guardaban un calorcito reconfortante. Pronto comenzó a ronronear y se quedó profundamente dormido.

Le despertó un ruido de pasos.Alguien andaba en la cocina y se acercaba al comedor.El dueño de la casa, el padre de familia, andaba desvelado, deseaba fumarse un cigarro, pero no encontraba el mechero por más que se buscaba entre todos los bolsillos y tanteaba por encima de los muebles. Al mirar hacia las cenizas de la chimenea descubrió dos ascuas que brillaban incandescentes en la oscuridad. Cogió las tenazas e intentó coger una de aquellas ascuas.

Todo ocurrió en décimas de segundo. El gato profirió un enorme bufido y al saltar cayó sobre el pecho del hombre que asustado saltó a su vez lateralmente, chocando con la alacena que se vino abajo entre un monumental estruendo de cacerolas y sartenes rodando por el suelo. Todas las luces se encendieron, gente adormilada se asomaba al comedor y contemplaba al padre que, cubierto de ceniza, tenía un arañazo en la mejilla del que manaba un hilillo de sangre.

-¿Qué te ha pasado papá?-preguntó el más pequeño.

-La bruja de la chimena que me atacó y ha salido volando con su escoba por la chimenea.

El pequeño abrió mucho los ojos, miró a su padre, sonrió, se agarró al camisón de su madre y bostezando volvieron todos a la cama entre medias burlas y sonrisas.

José Lozano Cantón

Anuncios

Acerca de jlozanoc

-Director de cine favorito: García Berlanga -Música que me gusta escuchar: flamenco, Serrat, Sabina, Pablo Alborán,... -Libros que recuerdo: La sonrisa etrusca de José Luís Sampedro
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Entre las cenizas

  1. Lidia dijo:

    La mansión encantada
    Yo estaba en medio del campo, sola y hacía frío.Estaba lloviendo, vi una mansión a lo lejos y fui a ver si me podía refugiar.Cuando entré, no había nadie y el suelo crujía como las hojas de un árbol. Fue tan rápido lo que sucedió. Algo me rozó en el brazo y no sabía que era. De pronto escuché un grito,miré para atrás y… ¡ la puerta estaba cerrada! ¡ no se podía abrir!Estaba atrancada del frío que hacía.
    Subí la escalera que iba hacia arriba y allí se encontraban cuatro dormitorios, con dos camas cada uno.Tenía sueño y me acosté en una de ellas. En ese momento escuché a cinco fantasmas, los espíritus de los señores que vivían en la mansión, que ya murieron. Me levanté, bajé la escalera y me di cuenta de que los fantasmas me estaban haciendo trastadas: tirando los cuadros, rompiendo ventanas y cosas así. Entonces apareció un gato negro con los ojos muy brillantes,sin querer lo pisé,me saltó a la cara y me arañó.
    Al fin conseguí abrir la puerta y salí corriendo. Pero los fantasmas seguían persiguiéndome.
    Me caí al suelo y me hice la muerta. Los fantasmas al ver que estaba muerta se fueron a la mansión.
    Al final me desperté y vi que todo era un sueño.

    Lidia

  2. Antonio Jesús dijo:

    El hombre perdido

    Un día Juan fue a andar.Le gustaba buscar sitios nuevos. Cogió por un camino extraño y……. ¡SPLAS! lo atraparon por la espalda.Lo metieron en una furgoneta y lo llevaron a una casa marrón como la suya.
    Le quitaron la venda de los ojos y era su hija y su mujer con una tarta en las manos y le dijeron ¡Feliz Cumpleaños Juàn!

    Antonio Jesús

  3. Cristian dijo:

    EL FOSIL MISTERIOSO

    Un día un señor encontró un fósil, pero no sabía de que especie era. Lo llevó al paleontólogo y le dijo que era de un triceraptor,pues, ¡vaya fósil tan chulo! dijo el científico.
    Se lo llevó a su casa, cuando llegaba la noche se acostó,escuchaba chillidos y le robaron el fósil . Tenía mucho miedo porque cada vez escuchaba más y más cerca los chillidos . Fue al comedor, pero como no vio el fósil empezó a buscar y buscar . Buscó en la sala de estar y de repente escuchó otro sonido que le asustó . Creía que era de la chimenea que habia subido el ladrón pero se le cayó el fósil por la chimenea . Y, ¡zas!, se le cayó en toda la cabeza y se desmayó.
    Al día siguiente lo llevó al museo para que la gente comtemplase lo maravilloso que era el fósil.

    Cristian

  4. Cristo dijo:

    EL TERROR DEL CORTIJO
    Una noche de invierno,en un cortijo había una familia. El padre era guarda de campo y el hermano un herrador de caballos.Una noche el guarda y el herrador llegaron muy tarde, y al ver que estaban sus mujeres con sus ocho niños se pusieron a tocar en las ventanas , puertas,… para ver lo que hacían. Las mujeres metieron a los niños en un sótano donde tenían queso curado y jamones, después cogieron las escopetas y no sabían cargarlas, las querían abrir sin darle a la palanca.
    Al cabo de un rato lo dos trabajadores se metieron para dentro, les dijeron que eran ellos y todos se echaron a reir, estuvieron charlando y se acostaron.

    Cristo

  5. Inma dijo:

    En Villagordo, un pueblo muy pequeño,estaba Julián, que tenía un establo con muchos caballos.
    Un día,mientras Julián y su familia dormían,se escuchó un enorme ruido.Ellos se despertaron corriendo,bajaron las escaleras y se habían escapados los caballos.Se fueron todos menos uno,al cual se le había quedado la pierna atrancada con la puerta.
    Corriendo cogieron el carro y engancharon al caballo que no se había ido.Se veían huellas de ellos y se dirigieron hacía un prado muy verde.Allí estaban todos, hasta una potra que estaba embarazada, ¡estaba pariendo! Rápido se bajaron del carro y le ayudaron a sacar el potro.Cuando salió de la barriga de su madre le llamaron Prado porque había nacido en un prado.
    Cuando ya se iban todos, montaron a Prado y a su madre en el carro porque estaban muy doloridos.Desde entonces Julián y su familia van todas las noches antes de acostarse a mirar los establos.
    Al final cuando Prado fue grande iBa a todas las carreras y ganaba trofeos.Julián estaba muy feliz.

    Inma

    ¡FiN!

  6. Dulce María dijo:

    LA NOCHE MUY OSCURA Y PELIGROSA

    Patricia estaba en un campo sola,desde lejos vio humo muy cerca. Fue corriendo hasta allí, vio una casa muy cerca, corrió y corrió, tocó a la puerta y saludó: ¡hola, ¿hay alguien?. Patricia tan valiente abrió la puerta y…. se encendió sola la luz. Entró y una lucecita que salió de la lámpara se fue para arriba por la escalera. Patricia fue tras ella y subió un escalón, crujía muy fuerte y …. la puerta se cerrò bruscamente . Patricia fue corriendo hacia la puerta, no se podía abrir, encendió las luces y todas estaban locas encendiéndose y apagándose.
    Le empezó a entrar sueño, cerró los ojos y …. había fantasmas que eran espíritus que se murieron en esa casa y … los cuadros retumbaban, las ventanas ropiéndose, las cosas volando y…..la puerta se estaba abriendo poco a poco. El viento le dio en la cara y la niña salió corriendo antes que se la comiera el ropero, porque ese sitio y ese terreno había sido antes un cementerio y por las noches se encendía la televisión sola.
    La niña decidió salir de esa casa embrujada y se fue a otra casa a vivir.

    Dulce

  7. Marta dijo:

    La perrita perdida .

    Un día Lucía tenía muchas ganas de comprarse una perrita y sus padres decidieron ir a una perrera para comprársela.Lucía se quedó en casa esperando a que sus padres volvieran con su nueva perrita. Pasados unos minutos sus padres regresaron a casa con la sorpresa de Lucía. Ella tenía tantas ganas de verla que le dio un achuchón enorme.Estaba muy emocionada,pero como estaba sucia la bañarón,la secaron y Lucía le puso un lazo rosa .
    Al día siguiente Lucía se marchó al colegio, pero al irse se dejó la puerta abierta y su perrita se fue de casa. Su madre la estuvo buscando por todas partes, pero no la encontraba .
    Cuando vino Lucía vio que su perrita no estaba. Hizo folletos y los pegó por toda la ciudad. Por la noche Lucía estaba pensando en su perrita y no se quedaba dormida.Al otro día, cuando estaba en la escuela vino la vecina a dar una buena noticia. Ella tenía a la perra.Cuando Lucía llegó a casa se encontró de nuevo a su perrita y volvió a ser feliz y prometió no volver a dejarse la puerta abierta nunca más .

    Marta

  8. FRANCISCO dijo:

    El borriquito yoruba

    Un día Paco Palomo, un hombre aficionado a los palomos y a los borricos se compró un borrico, el mas valioso de su ciudad, porque vive en la Línea, una ciudad de Càdiz .
    Una noche oscura Paco, su mujer y su hijo se fueron a la cama a media noche. A lo lejos se oyó una voz mientras su hijo lloraba y lloraba y de pronto,¡zas!, se escuchó un portazo y Paco, corriendo, salió a la puerta y veía su solar abierto y por la esquina la sombra de un hombre con el borrico. Paco no se dio por vencido , cogió su bicicleta y salio detrás del ladrón pero ya era demasiado tarde, no le encontraba.
    A la mañana siguiente cogió su coche y fue al cuartel a denunciar el robo. La policía le dijo que iban a investigar el caso, pero Paco no se quedaba tranquilo y recorrió las calles hasta la noche.Por la noche, cómo todos dicen que el ladrón siempre vuelve al lugar del crimen,Paco se quedó toda la noche despierto y allí estaba el ladrón de nuevo. ¡Zas! otro portazo, se llevaba la comida del caballo. Paco cogió el coche y con sigilo lo persiguió hasta su casa.
    A la mañana siguiente cogió su coche, fue al cuartel y llamó a la policía para que fuera a su casa.
    Al final cogieron a Yoruba y detuvieron a Cherishev, el famoso ladrón ruso.

    Francisco

  9. Jacob dijo:

    LUISMI

    Luismi era regordete, con cuatro patas y un rabo como todos los perros, pero era algo diferente a los demas perros. Tenía una amiga gata que se llamaba Pepa,y todos sabemos que los perros y los gatos se odian.Ellos eran amigos porque los dos tenian superpoderes,y eso era lo que los unía.
    Un día había fuego y ellos fueron volando.Con su superfuerza, Luismi, sacó a los heridos y Pepa los curó.El superpoder de Pepa era sanar.Al día siguiente de ese incendio se pelearon porque una persona muy mala le dijo a Luismi, delante de Pepa, que en esa operación se salvaron gracias a él.Estuvieron diciéndose que si es gracias a mí, que si es gracia a ti
    Al siguiente día, Luismi se levantó y se dio cuenta de que Pepa no estaba.Se puso a llorar y a decir que fue gracias a los dos y ella lo estaba escuchando todo, porque dejó un gualquitalqui escondido.
    Pepa regresó a casa y volvieron a ser felices,aunque.. ¡querían vengarse de la persona que dijo que fue gracias a Luismi!

    Jacob

  10. Andrea NJ dijo:

    Cerrar los ojos.

    Clodomira,salió a la calle muy temprano, resultaba que algo blanco le cubría los pies,estaba muy frío porque… ¡era nieve! Su padre salió y Clodomira le dijo muy contenta:
    – ¡Papá! ¡Mira! ¡está nevando!
    A Clodomira le resultaba raro porque la nieve iba desapareciendo y empezaron a caer granizos y al rato salió el sol.
    -¡Oh,no! ¡El tiempo está loco!- dijo Clodomira mientras corría.
    Cuando llegó a casa de sus abuelos se llevó un gran susto,porque la casa de sus abuelos no tenía tejado y también estaba nevando allá dentro.
    Miró hacia atrás y…. ¡su padre no estaba!
    Muy asustada se preguntó:
    ¿Pero qué está pasando?
    Cuando salió de la casa hacia mucho viento y las calles estaban hasta una cuarta llenas de hojas,no se podía ni andar.Cogió la bici de su abuelo y fue de nuevo a su casa.Tampoco había tejado,estaba nevando y dijo Clodomira en voz alta:
    -¡Papá! ¡Mamá! ¡Diego! ¡Manuela! ¡Dónde estáis!
    La cosa todavía se hacía mas rara,en su casa no había nadie.
    Fue a casa de su tía,tampoco tenía tejado,estaba nevando y no había nadie.
    Muy asustada se fue a un lugar secreto, de ella y sus hermanos.Fue corriendo a meterse en la cabaña secreta pero ¡bun!, se chocó contra un cristal que le impedía pasar.Fue al parque a sentarse bajo un árbol muy grande que había allí,pero al sentarse… ¡el árbol desapareció!
    La cosa cada vez se hacía más y mas rara,entonces fue cuando escuchó:
    -¡Clodomira! ¡Cuidado con la abeja! ¡Cuidado! ¡Cuidado!
    Abrió los ojos y se dio cuenta de que se acababa de despertar de una pesadilla.Todavía estaba algo confusa y dijo con cara de extrañada:
    Pero… ¿dónde estoy?
    El padre respondió:
    ¡Estás aqui! en el jardín de nuestra casa.Te quedaste dormida mientras te contaba un cuento ¿Quieres que te siga contando el final?
    Clodomira le respondió:
    ¡No! ¡No! ¡Ya he tenido suficiente por hoy!

    Andrea NJ

  11. Virginia dijo:

    JAVIER
    Javier,un niño pequeño, estaba paseando por la calle y en un instante el anillo que consiguió para su madre se lo robaron .
    Nno se quedo quieto porque corrió detrás del ladrón, pero como corría tan ligero, ya estaba fatigado .
    Entonces decidió investigarlo él solo.Le vino una idea:¿cómo se ha llenado los zapatos de barro?¡Me pondré a perseguir sus huellas!.
    Javier investigó e investigó hasta conseguir el anillo.Se dio cuenta de que si cogía una bolsa como la que le robaron, el mismo ladrón se la quitaría otra vez y podría perseguirlo . Al día siguiente hizo el plan que estaba pensando .En la misma calle en la que se lo quitaron esperó un poco y…., ¡cataplúm!,se lo robaron de las manos, pero como planeó una idea decidió hacerlo.
    El niño lo perseguía aunque se cansara. Cuando el ladrón terminó de correr, Javier le quitó otra vez el anillo . Al final Javier se fue a su casa, se duchó porque estaba sucio y le dio una sorpresa a su madre

    Virginia

  12. Paula dijo:

    El lápiz mágico.

    El viernes pasado mi prima Ana vino a visitarme, porque ella vive en Jerez de la Frontera y yo en Puerto Serrano, no nos veíamos desde el año pasado en su cumpleaños.
    Fuimos a la librería , porque Ana necesitaba lápices de colores y se los compró. Esos lápices cambian de color mientras escribes , pero mi prima y yo no lo sabíamos.También compramos un libro de dibujos para colorear con sus lápices nuevos.
    Empezamos a colorear y vimos como se iba cambiando de color…¡nos creíamos que era mágico!
    se ponía amarillo,azul,naranja,verde y morado.Seguimos pintando y el lápiz seguía y seguía cambiando de color.
    Ana y yo estábamos asustadas porque no sabíamos que iba a ocurrir:si el lápiz iba a salir volando,o iba a moverse.Se lo llevamos al hombre de la librería y nos dijo que no era un lápiz mágico sino que solo cambiaba de color mientras escribía.
    Así Ana y yo nos quedamos tranquilas de que no era un lápiz mágico.

    Paula

    FIN

  13. Fátima dijo:

    EL PERRITO REVOLTOSO.

    Un día en la casa de Noa ,una perrita un poco traviesa, su dueña la sacó de paseo y Noa por supuesto se escapó por las ansias que tenía de salir. Cuando corría vio a sus amigos/as que estaban por allí ,se paró a jugar con ellos y a hablar un poco .Alli estaban Vicki,Tony y Susi sus tres mejores amigos.Noa les hizo una pregunta:
    -¿ Pero, que estáis haciendo aquí?
    -Pues hemos venido a jugar contigo , porque como todas las tardes vienes aquí pensábamos que estarías aquí.
    -Noa, tienes muy mala cara ¿ te ocurre algo?
    Noa agotada de correr respondió entrecortada por la respiración.
    -No,no es nada, es que estoy un poco cansada voy a beber un poco de agua de esa fuente
    Por alli se acercaba una perrita desconocida y Noa amablemente intentó conocerla.
    -Hola,soy Noa .¿Cómo te llamas ?
    La perrita era demasiado tímida y no respondió, pero Noa insistió,como de costumbre, hasta que la perrita se cansó y respondió:
    -¡Hola!, soy Lara.Me acabo de mudar a aquí, no conozco mucho esta ciudad,me siento un poco insegura porque no reconozco a nadie.Estoy perdida y mi dueña me busca.
    -Bueno, yo te puedo ayudar, es decir, si tú quieres.
    -¡Qué amable!,gracias, pero ¿no sería una gran molestia para ti?
    -No te preocupes mis amigos y yo buscaremos una manera de ayudarte.
    Después de un rato seguían conversando y se fueron al lugar dónde estaban los amigos de Noa.
    -Mirad chicos, he conocido a una nueva amiga, se llama Lara y su dueña la está buscando
    -Todos sintieron pena por ella, así que como buenos amigos le dieron la bienvenida a su grupo y la ayudaron .
    Estuvieron dando vueltas por la ciudad buscando a su dueña .Tony sospechaba un poco, porque Lara no llevaba placa, ni siquiera llevaba un collar, hasta llegó a pensar que era una vagabunda.Lara ya no podía aguantar y lo confesó todo.
    -Yo soy una vagabunda, me escapé de una perrera y me monté en un tren sin que nadie me viera. Sin saber donde llevaba, me bajé cuando paró y me sentía sola sin nadie
    Todos tuvieron compasión de la pobre Lara y la perdonaron.
    La dueña de Noa les encontró,cogió a Lara y se la llevó a casa y desde entonces Noa tiene un amiga en casa.

    Fátima

  14. Ezequiel dijo:

    Llegar a las nubes

    Felipe es un pequeño halcón de plumaje marrón y blanco.
    Un día Felipe se dirigió al lago para reunirse con Tomás, un conejo muy simpático.Felipe, al llegar, encontró a su amigo llorando y le preguntó:¿qué te pasa Tomás? y el le respondió desanimado:que todos mis amigos han volado alguna vez y yo no.
    -Yo te llevo si quieres.
    -Pero no podrás.
    -Cierto,¿sabes como podría?
    -Tienes que buscar la seta que te hace gigante.
    Al rato de buscar Felipe encontró un seta, pero no era la que buscaba, así que siguió buscando y se encontraron a un lagarto que buscaba un reloj que le habían robado y preguntó:¿habéis visto un reloj?.Ellos respondieron que no, pero que si los ayudaba buscarían su reloj.Aceptó y se pusieron a buscar y a buscar.Al rato encontraron su reloj y se lo dieron al lagarto y en un momento escucharon en la oscuridad: ¡eh chicos,chicos!.Los tres fueron a ver lo que era. ¡Se trataba de un búho herido!Les dijo:yo tengo una seta para hacerse gigante, si me traéis hierba medicinal os daré la seta.
    Ellos compraron la hierba medicinal en la tienda del mono Emilio y se la llevaron, entonces el búho se la puso y se fue mejorando pero nos os olvidéis, el búho cumplió su palabra y les dio la seta.
    Al final Felipe se comió la seta y se hizo gigante y le dio un paseo a su amigo y al lagarto.

    Ezequiel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s