DEBERES ESCOLARES, ¿ SÍ, O, NO?

DOCU_VERDAD  -VF0EFQL1.JPG de Externa ABC

Primero tendremos que aclarar que entendemos por deberes escolares. Yo llamo deberes escolares a lo que está haciendo el niño de la foto, una serie de tareas en los que se entrena sobre algo que le han explicado en clase. Normalmente los maestros les dan, desde segundo de Primaría, una lista de ejercicios agrupados por áreas con los que pretenden que  apliquen en casa los conceptos explicados en clase. Además algunos maestros quieren que el cuaderno quede muy “bonito”, con lo que exigen una letra redondita y colorear bien determinadas ilustraciones.

El niño o la niña que recibe esas listas de deberes debe dedicar en casa dos o tres horas a ejercitarse en hacer bien la letra, en colorear y en hacer actividades que nadie explica por qué no se hiceron en clase.

¿Son necesarias esas listas de tareas? No, no son necesarias, por dos razones.

La primera porque el cuaderno “bonito” y presentable es un objetivo didáctico del siglo XIX. Los niños deben ir a la escuela a investigar, a pensar, a adquirir hábitos saludables, a adquirir costumbres y modos democráticos, a conocer el medio ambiente que le rodea, a ser críticos y a tomar decisiones por sí mismos. El cuaderno,debe ser por tanto,  una herramienta más de trabajo y no un fin en sí mismo.

La segunda razón es que el maestro debe preparar su programación  de manera que marque un ritmo de trabajo adecuado. Le debe dar tiempo a explicar los conceptos y a que los alumnos los practiquen en clase, en su presencia y con su ayuda. ¿Cuál será ese ritmo de trabajo? El que lleve la “mitad más uno” de los alumnos de la clase. A los más lentos les ayudará, alguno tendrá que hacer en casa, alguna vez, lo que no le dio tiempo en el aula. A los más rápidos les pondrá tareas adicionales.

¿Qué deberes deben hacer en casa nuestros alumnos y alumnas de Primaria?

-Repasar algunos ejercicios, ya corregidos en clase, en los que se había equivocado.

-Estudiar contenidos  de Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Inglés, … en los que tenga que ejercitar la memoria.

¿Cuánto tiempo? Los maestros viejos, a punto de jubilarnos, aplicamos la regla de los diez minutos: diez minutos en primero, con alguien de la familia, todos los días, para leer y contar; veinte minutos en segundo, todos los días; treinta en tercero, todos los días ; y así sucesivamente hasta una hora diaria en sexto. La clave es  ser sistemáticos y que ese tiempo sea de verdad, dedicado al estudio.

José Lozano Cantón, maestro de Primaria.

Anuncios

Acerca de jlozanoc

-Director de cine favorito: García Berlanga -Música que me gusta escuchar: flamenco, Serrat, Sabina, Pablo Alborán,... -Libros que recuerdo: La sonrisa etrusca de José Luís Sampedro
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s